Matías Morla hizo explosivas declaraciones en diálogo con Jorge Rial

Desde el 25 de noviembre del 2020, día en el que falleció Diego Armando Maradona, su nombre estuvo en el foco de la tormenta. Sin embargo, Matías Morla, el ex apoderado del astro, optó por el silencio. Y, más allá de un par de tuits, decidió mantenerse alejado de la prensa y dejar que su representante legal, Mauricio D’Alessandro, hablara por él en los medios. Pero este lunes, como primer invitado de Jorge Rial en TV Nostra, el ciclo con el que el periodista desembarcó en el prime time de América, el letrado aceptó dar una extensa entrevista y respondió a todo.

“¿Sos el más odiado, sos el culpable de la muerte de Maradona?”, fue lo primero que quiso saber el conductor. “Ahora cuando me escuchen se van a dar cuenta de que el diablo no es tan malo”, respondió sin dudar Morla. Y agregó: “Soy el malo para un sector de los herederos. Para la Justicia no y para gran parte de la gente no. Todo esto que pasé fue muy triste desde el punto de vista amigo y del cariño. No te olvides que a mí, cuando se me muere Diego, se me muere mi mitad”.

El abogado aseguró que, con los meses transcurridos tras la partida del astro, “las voces que decían que tenía que ver con un homicidio están quedando desacreditadas”. Y se refirió específicamente a la manifestación realizada el pasado 10 de marzo bajo la consigna “No se murió, lo mataron”, de la que participaron Dalma y Gianinna junto a su madre, Claudia VillafañeDieguito Fernando junto a su mamá, Verónica Ojeda y su pareja, Mario Baudry, y Jana, además de amigos y seguidores del jugador.

“Una marcha en la plaza en la que se usó el dolor de la gente, innecesariamente, que también se dio cuenta. Cuando me hablan de cadena social, porque yo creo que en vez de condena social hablan de cadena social, es porque indudablemente Maradona agitaba gente. Yo estuve con Diego en estadios de 50 mil personas. ¿Y juntas, según la tapa de Clarín, 300 personas, según el reporte policial, 2000?”, señaló Morla.

Y luego hizo referencia a los cuestionamientos que recibe a través de las redes sociales. “El Twitter no es la realidad de lo que pasa. Porque, si fuera por el Twitter, yo estaría detenido ahora, Sadvica no sería la dueña de la marca Maradona y las hermanas estarían decapitadas en la Plaza de Mayo”, dijo. Y agregó: ”Indudablemente, acá hay muchas cuestiones que tienen que ver con Diego, con los problemas que tenía con las hijas, con la salud, con las motivaciones, con abogados que nunca aparecieron en la televisión y ahora creen que son Johnny Depp”.

El letrado se mostró tranquilo de que el tiempo “todo lo acomoda”. Y se rio de quienes aseguraron que pensaba cambiar su fisonomía para que no lo reconocieran por la calle. “Cuando hablaban de que cambié mi aspecto físico: ¡estoy tan feo como siempre!. Y cuando decían que me iba del país…”. Entonces, Rial le preguntó si se sentía “un condenado social” y si tenía miedo. “A mis hijos los fui a buscar al colegio, desayuno en la misma esquina de todos los días, hago la misma actividad de siempre”, respondió Morla.

Y, al destacar el trabajo silencioso que hizo con Maradona durante siete años para ayudar a los necesitados, recalcó: “A mí no me siguen barrabravas, me sigue gente de los comederos que ayudamos”. “¿Por qué decís lo de barrabravas?”, preguntó entonces el conductor. “Por los que fueron a la plaza. Eran barrabravas. Barrabravas y pagos, ni siquiera fue un cariño espontáneo”, contestó sin dudar Morla. Y explicó por qué habían ido a la convocatoria.

“Hay algo muy claro: Maradona facturaba. Maradona se murió. No puede hacer más dinero. ¿Qué hace dinero ahora? La marca Maradona. Y mientras en Europa me piden la marca Maradona y yo les digo que no, hacen una marcha en la plaza. A la gente que le cerraron la puerta a las cuatro de la tarde y no lo dejaron ver a Maradona (en el velorio de Casa Rosada), ahora la usan para que vaya a la plaza. Y la gente se avivó, no fue nadie”, dijo Morla.

Luego se cuestionó: “¿Cómo vas a hacer una marcha por Justicia en medio de una junta médica? La Justicia en Argentina raramente trabajó así, hacen una junta médica con los mejores profesionales de la Nación, que yo ni siquiera coloqué un perito porque son los mejores y los más distinguidos de cada área. Y, en plena junta médica, hacen una marcha. ¿Marcha de qué? Si me decís que es como lamentablemente pasa en Argentina, donde un montón de situaciones judiciales están paralizadas. Pero acá tenés una Fiscalía que yo creo que no duerme desde el 25 de noviembre”.

Morla aseguró que pensaba “seguir la voluntad” de Maradona. “Yo hay algo que no voy a perdonar: a mí no me dejaron saludar a Diego. No me interesa porque yo me despedí, me dijo: ‘Te amo’. A mí esta entrevista no me interesa para quedar bien con nadie, yo con el que tenía que quedar bien era con Diego. Y ese era Diego conmigo, era amor. Si yo quería vender algo, me ponía un kiosco: no quiero vender nada, no me interesa quedar bien”.

Sin querer dejar pasar lo que había dicho el letrado, Rial le preguntó si sentía que la marcha había sido “una manera de presionar”. “Fue un escrache para la marca Sadvica. La marca Maradona la tiene la empresa Sadvica, que es mía. La puse a nombre mío por orden de Diego, Diego pagó las inscripciones. La armé con Diego y por eso nadie se opuso. Cuando vos ponés una marca, la instalas y la inscribís, hay un plazo para que alguien se oponga. Nadie se opuso porque la marca era de Maradona”, señaló.

La gran duda, sin embargo, era por qué el astro había puesto su marca a nombre de su apoderado y no de su familia. Y, ante la consulta del conductor, Morla contestó: “¿No viste por qué Diego le revocó el testamento a las hijas? ¿No viste por qué Diego no fue al casamiento? ¿No viste por qué Diego estaba indignado porque la hija de Dalma se llama Roma? ¿Diego qué es? Nápoles, lo contrario a Roma. Esos problemas internos que tienen… Me quieren hacer cargo a mí ahora, pero esas son charlas privadas que tuvieron ellas”.

Enseguida, Morla se refirió al rol de la ex esposa del jugador. “Villafañe en el año 2001 inscribió la marca Diego Armando Maradona. Si no la hizo trabajar, no es problema mío. Ellas están indignadas por una marca que ya tienen. Lo que pasa es que la marca no es Coca Cola. Vos tenés que ir, vender, hablar…La relación que yo tengo de años de trabajo con las distintas personas es lo que ellas quieren”, dijo. Y remarcó que el registro con el nombre completo del astro es de Dalma y Gianinna y está inscripto en Europa, pero que la imagen corresponde a los herederos por disposición del jugador.

Diego dijo: ‘La marca, cuidame a mis hermanas, la imagen, cuidame los herederos’. Está todo firmado, sellado, ante escribano público. Ahora, la pregunta es: ¿Vamos a hacer lo que queremos o vamos a hacer lo que Diego quería? Si querés hacer lo que Diego quería, Diego inscribió una sociedad, se registró legalmente a nombre mío, no pude poner un testaferro para esconder como estamos acostumbrados en Argentina. Está a nombre mío, no tengo nada que esconder, está declarada ante las autoridades. Y las hermanas van a vivir mientras yo viva de eso”, explicó el abogado.

Y detalló: “Respecto a la imagen, Diego dispuso algunas cosas. Primero, que yo estoy habilitado a firmar la imagen, siempre y cuando le dé el 50% a los herederos. Es decir, las hijas podrían buscar trabajo por su cuenta, si algún día se disponen a trabajar, y hacer contratos con la imagen de Maradona porque están habilitadas. Lo que consiga yo, tengo que darle la mitad a ellas. O sea que mi trabajo repercute para ellas. La única forma de que quiten la marca es demostrar que sea un acto nulo, que Maradona no estaba en sus cabales. Y Maradona lo firmó esto en 2015, 2016, en la corte de Dubai. Vamos a suponer que Maradona hubiera estado borracho y la corte no se dio cuenta ni el escribano, ni después cuando se registró y se llevó adelante un procedimiento en Dubai alcoholizado, cinco años atrás”.

Para demostrar lo improbable de esta hipótesis, Morla explicó: “Maradona insano, después dos veces en la final ha ganado, una vez en la final a Fujeira, cuatro partidos en la Paz, cuatro canales de Telesur con una transmisión diaria, mundiales… Es ridículo, ¿qué quieren plantear? Cuando le da un millón de dólares a Dalma, no estaba borracho, cuando le daba Sadvica a las hermanas, estaba borracho, cuando le compraba la camioneta a Rocío Oliva, estaba borracho, cuando le daba los pasajes en primera para Gianinna Maradona, no estaba borracho… Estamos hablando de cosas que ya rayan algo desopilante, algo ridículo. Cuando Maradona estaba mal, yo me daba cuenta. Y a Maradona lo abandonaron, eso está claro, se murió solo”.

“¿Cuál es tu responsabilidad en el desenlace fatal de Maradona?”, le preguntó entonces Rial cuando la nota superaba los 5 puntos de rating. “Lo único que me queda a mí es pensar que tendría que haber hecho más fuerza para cumplir el último deseo de Diego, nada más”, respondió Morla. ¿Cuál era? “Ver a todos los hijos juntos. Ese era su gran dolor. Sí, ese era su gran dolor. Vos fijate cuando fue a Europa, estaba Dalma escondida en la habitación, porque estaba Jana o estaba Junior. Y, cuando Diego iba a comer en el lobby, se turnaban para bajar uno y otro. Me llamaba por teléfono a mí y me decía: ‘Matías, ¿cómo puede ser? Mis dos hijos no se quieren ver’. Porque hay que decirlo: Dalma y Gianinna están laceradas por el odio de clase”, aseguró el letrado. Y, aunque reconoció que las hermanas son distintas, dijo que “ellas no se sentarían nunca en una mesa” con los hijos extramatrimoniales del Diez.

Fue entonces cuando Rial le marcó que, meses antes de su muerte, Morla se había alejado de Maradona. “Esto está bueno que lo explique porque no lo sabe nadie. Diego tuvo siempre problemas con ese tema de las adicciones. Cuando se internó en el 2000, yo tenía 19 años, no estaba ahí. Cuando tomaba Chandon con pulpa de frutilla, en el 2007 que se internó en la clínica Güemes, estaba tomando a las siete de la mañana con Verónica. Yo que soy lógico y uso el raciocinio, no puedo echarle nunca la culpa a Villafañe u Ojeda, porque el que lo hacía era Diego, y Diego sabía eso. Y Diego supo siempre que el responsable era él, por eso nunca criticó a una pareja que estuvo al lado por haber tenido una adicción”, explicó. Y luego agregó: “Diego en el alcohol no veía algo divertido como ve el resto de la gente, veía la parte negra, oscura. Argentina, particularmente, lo metía más en el alcohol por el tema de la pelea familiar, de los conflictos y demás”.

¿Cómo se ponía Diego cuando se embriagaba? “Mensaje de audio, triste, Doña Tota, se le mezclaba todo… Pero siempre, inmediatamente, levantaba por otro hecho nuevo. Diego era para motivarlo. Era para decirle en tres meses vas al Vaticano, vas a un partido de la Paz y levantaba como loco. Era siempre así. Cuando llega acá, empieza a tener el primer gran problema de su vida”, explicó el letrado. ¿Cuál? “Rocío lo dejó. No lo pudo superar nunca”.

Frente a la repregunta de Rial, Morla aseguró que Maradona estaba “muerto” con Oliva. “Te decía diez palabras, once Rocío. Vos me preguntas a mí, yo le dije varias veces: ‘Estás obsesionado, muerto con Rocío, muerto’. Yo no estaba de acuerdo con los regalos. Es más, me acuerdo cuando en Roma, Diego le mandó a comprar un piso y ella dijo que no porque vivía en Buenos Aires. Porque ahora le están pegando a Rocío y yo no la quiero, ni me hablo, ni me interesa. De todos los que están ahí, la que mejor me cae es Verónica. A Rocío no la quiero, pero yo no vine a mentir en nada”, aseguró.

A pesar de reconocer que no era una persona de su agrado, el abogado aseguró que todo lo que tiene Rocío es porque “Diego se lo regaló”. “Como también les regaló los departamentos a las hermanas. Como también le regaló departamentos a Dalma y a Gianinna. Son cosas que Diego hizo”, dijo. Y, en el caso particular de Oliva, reconoció que Maradona le obsequió “propiedades, autos, le regaló un 50% de lo que él quería..”. Luego, Morla hizo referencia al pedido de resarcimiento económico que la futbolista presentó en la justicia junto a su abogada, Ana Rosenfeld, y por el que pediría alrededor de seis millones de dólares. Y, dando a entender que ella ya había obtenido todo lo que quería, dijo: “Iba Rocío, tomaba dos mates y él le decía que ‘sí’. Estaba muerto con Rocío, muerto”.

Para sorpresa del conductor, el letrado aseguró que Oliva había estado con Diego hasta que se murió, a pesar de haber dicho que tras su separación a fines del 2018 no había vuelto a verlo. “Si se despierta Diego y me recrimina algo, ¿sabés qué es? Que no dejé entrar al velorio a Rocío, que no me ocupé de eso”, dijo. Y agregó: “Él amaba a Rocío. Él estaba peleado a muerte con Dalma y con Gianinna, se sentía traicionado, se sentía robado, se los dijo. Él con Verónica Ojeda tenía un vínculo por el hijo. No voy a mentirte en nada. Yo soy el que estuvo con Maradona siete Años Nuevos y siete Navidades los dos solos mirando el teléfono a ver quién lo llamaba y no lo llamaba nadie”.

Morla aseguró que bancó al neurocirujano Leopoldo Luque porque tiene “códigos”. Pero señaló que a Maradona “lo dejaron solo”, a excepción de las hermanas y Verónica que también iba. Y de Jana aseguró que “no tenía un poder de decisión” a la hora de cuidar a su padre. Entonces, se refirió al audio que trascendió en el que él le pedía al astro que no bebiera para poder grabar un video dirigido a sus hijas. “No me interesa que lo hayan sacado en la televisión porque te lo digo en la cara. Varias veces le dije: ‘Diego, no tomes alcohol hasta las siete de la tarde’. Porque no es lo mismo, a mi criterio tomar alcohol a las diez de la mañana o las siete de la tarde. Pero era en momentos en que él estaba bajoneado, por eso nunca pudieron hacer una insanía con Diego”, dijo.

Morla aseguró que los audios que hacen quedar mal al entorno de Maradona están “fraccionados”. “Yo tengo un audio que le digo a Verónica:”¿Qué querés que haga? Yo prefiero uno que le haga té, a mí ya no me interesa la plata ni me interesa nada, me interesa que Diego esté’. Se lo digo yo en un audio que está en la causa. ¿Y ahí que decía yo? No me interesa la plata porque con Diego ya teníamos una estabilidad económica hace años”, contó.

En ese sentido, el abogado detalló que con Maradona ganaron mucho dinero en “paralelo”, ya que él era su socio. “Compartíamos la cuenta en Mónaco. Los contratos eran: él los conseguía y yo cobraba un porcentaje, y él crecía y yo crecía. Lo que pasa es que yo no regalé como él casa a Rocío Oliva, camioneta a Verónica Ojeda, Dalma y Gianinna…”, señaló. Y aseguró que él nunca se quedó con nada que no le correspondiera del astro.

“¿La pelea con las hijas y con Claudia es tuya personal o te la trasmitió Diego?”, preguntó Rial. “Yo con mis enemigos no tengo nada personal, el destino los colocó en esa posición. Las chicas no me quieren desde que les cortamos la tarjeta de crédito en junio de 2014”, dijo. Y preguntó: “¿Vos sabés cómo le revoca Diego el poder a Dalma?”.

Entonces, el letrado relató que antes de que él entrara a la vida de Maradona, el astro “se da cuenta por una empresa inglesa que hace una auditoría que ellas lo robaron”. Y recordó las causas que pesan sobre Villafañe: “Imputada de evasión tributaria, causa en Miami que era una mentira de Morla y parte de los herederos se la están siguiendo, causa que se murió y no le devolvió nada, con el doctor D’Alessandro en el minuto uno devolvimos todo, causa por defraudación…”.

Ante la pregunta de por qué no se desprende de todo, Morla dijo que no dejaría sin protección a las hermanas del astro. “Maradona cuando se murió dijo que los ladrones eran ellos, no yo. Maradona no fue al casamiento de ellos, Maradona les revocó el testamento a ellos, Maradona sabía que lo habían robado ellos, no yo. Y las hermanas tampoco. Éramos sus soles, no éramos sus ladrones”, señaló.

Luego, Morla optó por dejar que la Justicia decida si Luque tuvo alguna responsabilidad en la muerte de Maradona, pero aseguró tener “una cosa rara” con respecto al médico al que en un principio salió a respaldar. “Cuando escucho que Diego agonizó, que tuvo síntomas que eran alevosos, no me gusta a mí tampoco. Para mí esto no es un negocio, la gallina de los huevos de oro. Yo por Diego lloré, eh. Y fue la muerte, después de la de mi mamá, más fuerte que sufrí”, aseguró. Y dijo que, aunque le escribió a Jana para ir al velorio, no fue porque Dalma estaba “como loca” y quiso evitar estar “a los gritos” con un heredero.

“No estaba bien para mí interrumpir algo familiar. Porque más allá de todas las cuestiones que Diego sentía por ellas, son las hijas. De Villafañe voy a decir algo: se llevó el cadáver, nunca lo tuvo a Diego. Una persona inhibida por la Justicia, acusada de robo… Diego no hubiera permitido que lo lleve esa persona”, señaló. Y luego agregó: “Dice que estaba secuestrado, pero es la misma que presentó una medida cautelar diciendo que Diego la llamaba con intimidaciones y hostigamiento. Y la Justicia determinó que Maradona se deje de comunicar… ¿Un secuestrado que llama por teléfono, amenaza y aparte entrena tres veces por semana con el novio de Gianinna?”.

En relación a las reiteradas denuncias de que Diego no podía comunicarse con sus afectos, Morla indicó: “¿Qué títere era Maradona? Si Maradona no hacía lo que quería desde los 15 años. Decía: ‘Me vienen a decir lo que dicen a mí, hago lo que quiero’. Maradona hizo lo que quiso. Si vos me preguntás a mí qué lo mató a Maradona: Rocío Oliva, la cuarentena y la parte médica que está en estudio. Pero el tipo estaba enamorado totalmente”.

Para ser más preciso, el abogado señaló que fue “la situación de estar enamorado de una mujer que no tenía la devolución” lo que terminó con Maradona. Y aseguró que no comprendía lo que estaba haciendo Ojeda. “No entiendo cómo permite que la pareja diga las barbaridades que dice de mí”, dijo en referencia a Baudry. Y volvió a remarcar que él ya entregó todos los bienes que tenía en su poder a la Justicia.

En otro orden, Morla remarcó que en realidad “el odio” de Dalma y Gianinna es con Verónica, ya que con él es solo una cuestión económica. “Ojeda las odia. Y esta alianza transitoria y efímera, fue a solo efecto de damnificarme a mí cuando vieron que lo mío era largo…”, señaló. Y confirmó que el astro le había regalado una camioneta para la mamá de Dieguito Fernando, pero dijo: “¿Qué tiene de malo? Era para el hijo, fue deseo de Diego, yo no voy a criticar nunca a Ojeda porque Maradona le compró la camioneta. Es lo que quería Maradona”. Sin embargo, cuando Rial le indicó que ella estaba enojada porque le había cortado la obra social a su hijo, aseguró: “Me lo hubiera pedido por teléfono, se la daba, pero Verónica para mí está influenciada por Baudry”. Y fue más allá al asegurar que el patrocinante de Dieguito Fernando buscaba “notoriedad, televisión”.

Por otra parte, el abogado aseguró que la relación de Maradona con Dalma era “tensa”, ya que el astro le pedía que pusiera “la platita en la cuentita”. “Yo me senté con Claudia, Dalma y Gianinna el minuto uno y le di la solución de esto. Les dije: ‘Denle el millón novecientos cincuenta mil dólares que sacaron de la cuenta de Diego cuando nació Dieguito Fernando y estaba en la caja de seguridad’”, explicó. Y después recordó que cuando Maradona le pidió novecientos mil dólares a Villafañe, ella se los devolvió en la cuenta de las chicas. “Claudia es una persona totalmente entrenada para la mentira”, aseguró. ¿Cómo jugó la ex participante de Masterchef Celebrity en los últimos meses? ”Diego ni la atendía. Le decía: ‘Ladrona, devolveme la plata’”, señaló.

Tras asegurar que Villafañe no puede justificar su patrimonio, Morla indicó: “A mí me están haciendo un juicio, que anuncian con bombos y platillos como si fuera el juicio al Chapo Guzmán, porque le dije ladrona. Y el que le dijo ladrona fue Diego. Y la que le dice ladrona es la Justicia. Cuando yo vaya a la Justicia y me siente, voy a decir: ‘Le dije ladrona porque pienso que es una ladrona por esto’”.

Morla aseguró que no quería a Gianinna porque también le “faltó el respeto”. Pero la diferenció de su hermana diciendo que no tenía “una proclividad a la violencia” como tiene ella. ¿Cómo era su relación con Maradona? “Con el tema del pedido de Dalma de los novecientos, no estaba involucrada. Sí estaba involucrada con la bombonerita y Diego estaba muy dolorido por eso. Gianinna tenía el acceso a Diego también con el tema del hijo, él se ponía muy contento con el nieto. Eso lo hacía feliz”, dijo.

Después, Rial se refirió al día en que, supuestamente, Gianinna fue al cumpleaños de su padre y ella lo encontró ahogado en su vómito. Entonces, Morla contó que la joven no había ido acompañada por un médico, sino por Daniel Osvaldo. “Cuando yo me fui de ahí, la noche siguió. Que yo me fui de ahí para no hacer conflicto. Vino la amiga y me dijo: ‘¿No podés hacer nada?’. Y yo le contesté: ‘Están los hijos, está la pareja, están los amigos de la pareja…’. Me fui porque los que fueron ahí, fueron a hacer la foto. Y yo me senté del otro lado. Ahí yo pregunto: ‘¿Llamaron a un médico?’”, señaló.

Después habló de Jana, a quien definió como “buena persona”, pero dijo que no influía “con Diego ni con las hermanas”. “Diego estaba internado y caí. Y ella me dice: ‘No, porque mis hermanas…’. Le digo: ‘Tus hermanas te engañan, olvidate’. ‘No, pero son buenas…’. Ahí entendí que no entendió nada”, dijo.

Con respecto a Diego Junior, señaló: “Me parece un chico que sufrió, que le costó el reconocimiento. Tuvo muchas dudas sobre la paternidad”. Y aseguró que el mismo Maradona tenía dudas en su momento. “Se lo dijo a Junior adelante mío. Le dijo: ‘Mirá, yo sé que tu mamá también estuvo con otros hermanos míos, yo no sé’. Y después quedó como una relación”, relató. Y dijo que no entendía cómo el hijo de Cristiana Sinagra hablaba mal de él, sabiendo que tenía mensajes guardados de cuando lo llamaba para que le compre un Mercedes Benz y una casa.

Finalmente, el letrado reveló cuál era la técnica de Maradona frente a los pedidos de sus allegados. “¿Qué hacía Diego? Era un crack. Se sentaba y te decía: ‘¿Jorge, vos qué querés?’. ‘Un edificio. ‘Pediselo a Morla’. ‘Vos, te va a llamar Rial, decile que no’”. Y concluyó: ”Por eso algunos campeones del ’86 están con algunas cuestiones”.

Fuente: Matías Morla hizo explosivas declaraciones en diálogo con Jorge Rial

Compartir