Nuevas restricciones: importantes demoras y caos vehicular en la vuelta a casa

Se registraron importantes demoras en el tránsito durante el primer día de las nuevas restricciones. Cerca de las 20 h, horario límite para circular, en Panamericana los autos avanzaban a paso de hombre. También hubo inconvenientes en las autopistas Perito Moreno y Dellepiane, en Cantilo a la altura del estadio de River, y en Puente Pueyrredón y Puente La Noria, con dirección al sur.

Los inconvenientes comenzaron alrededor de las 18 h, cuando la mayoría coincidió en las rutas de regreso.

En cuanto los controles, en Puente Pueyrredón se intensificaron a partir de las 20 h en el transporte público. Agentes de Prefectura y Gendarmería subieron a las formaciones para verificar que los pasajeros tuvieran permiso para viajar.

Otro de los lugares que presentó gran aglomeración de gente fue la estación Constitución. Largas filas aguardaban la salida de las formaciones del tren Roca rumbo a la zona sur del Conurbano. También alrededor de las 20 bajó notoriamente la cantidad de personas.

Cabe mencionar que una vez que entra en vigencia el “toque de queda”, quienes entran a la estación deben presentar su permiso de circulación, ya sea impreso o a través de la aplicación Cuidar.

Desde las 20 y hasta las 6 h está prohibida la circulación de todo aquel que no sea trabajador esencial. Estas medidas se mantendrán, en principio, hasta el 30 de abril. Los comercios, por su parte, deben cerrar a las 19 h. Luego de ese horario, las casas de comidas deberán trabajar con la modalidad de delivery o “take away”.

La Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y la Policía de Seguridad Aeroportuaria están a cargo de los controles pertinentes. Serán 8500 los agentes destinados esos operativos, según detalló la ministra de Seguridad, Sabina Frederic.

En un acto en la sede de Gendarmería de Campo de Mayo, el presidente Alberto Fernández anunció el envío de 1000 gendarmes al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que se sumarán a los 4000 ya apostados en esa zona, abocados a la prevención de actos de inseguridad y controlar que se cumplan las nuevas restricciones.

Gabriel Fuks, secretario de Articulación Federal del Ministerio de Seguridad, señaló que habrá una “lógica disuasiva” con mensajes, advertencias, pero que puede haber también secuestro de vehículo “como al principio de la pandemia”.

“Los patrulleros recorren zonas explicando medidas y que no pueden juntarse más de un número de personas”, mencionó.

Asimismo, mencionó que puede existir una “situación punitiva” con algún ciudadano en uno de los controles de accesos a la ciudad de Buenos Aires. La lógica, dijo, será dar “una primera advertencia” a alguien que está cometiendo una infracción, pero de reiterarse deberá intervenir el Poder Judicial.

Pese a los desentendimientos en Ciudad y Nación, el secretario de Seguridad y Política Criminal de Nación, Eduardo Villalba, y Fuks mantuvieron contactos con el secretario de Justicia y Seguridad porteño Marcelo D’Alessandro para conversar respecto de los operativos.

Compartir